Vegetales salteados

Receta de vegetales salteados

Una sencilla y rápida receta de verduras salteadas con un toque de salsa de soja. Muy sabrosa, sana y lista en muy poco minutos, ¿qué más quieres?

¿Quieres ver los ingredientes para Vegetales salteados?

Descubre los ingredientes para hacer Vegetales salteados pinchando aquí:

¿Cómo hacer vegetales salteados?

1

Para saltear los vegetales necesitaremos o bien un wok o bien una buena sartén antiadherente, lo que tengas a mano.

2

Empezamos la receta lavando los tomates y retirando la parte más dura del tallo de los espárragos. Reservamos junto con la cebolla pelada.

3

Ponemos la sartén o wok al fuego con un chorro de aceite de oliva y calentamos mientras picamos, tanto la cebolla como los tomates, en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor.

4

Cuando el aceite esté caliente, añadimos los espárragos y los salteamos a fuego vivo. Pasados un par de minutos, bajamos la temperatura a fuego medio y añadimos la cebolla cortada. Salpimentamos.

5

Pasados otros 3 minutos, incorporamos a la sartén las rodajas de tomate y de nuevo, subimos a fuego fuerte durante un par de minutos más.

6

Condimentamos las verduras con un chorrito de salsa de soja y mantenemos a fuego medio hasta que la salsa reduzca al menos a la mitad.

7

Retiramos nuestros vegetales salteados del fuego, servimos de inmediato y acentuamos su sabor esparciendo unos granos o escamas de sal por encima.

Foto orientativa: Jorge Díaz

Nota del autor:

Puedes cambiar el aceite de oliva suave por un par de cucharadas de mantequilla o por aceite de sésamo o de girasol, también le irá bien.

Yo sólo he puesto 3 ingredientes porque me encanta su combinación (como guarnición y como plato) y porque son los que tenía en ese momento en la nevera, pero por supuesto que saltear los vegetales que tengas más a mano. Unos champiñones frescos, arbolitos de brócoli, zanahorias, calabacín, coles de bruselas... ¡lo que más te guste! El procedimiento es el mismo, lo único en lo que deberás tener un poco de cuidado es el el orden de saltear los ingredientes, intentando añadir los más duros (el brócoli, la zanahoria...) antes a la sartén y dejar los más blanditos (los champiñones, el calabacín...) para el final. Aunque si esto te lía, ¡no pasa nada! saltea la verdura por separado en la misma sartén (sin lavar) y al final, únelos todos, da el toque de salsa de soja, rectifica la sal, pimienta y ¡listo!

Para dar un toque crujiente y original a tus vegetales salteados, puedes decorarlos con unas semillas se sésamo justo en el momento de servir.

Receta enviada por soroci